lunes, 16 de febrero de 2009

a mí me gustan mucho los saltamontes, los grillos no, pero los saltamontes me encantan; será quizás porque su nombre suena como saltamontse... pero me gustan y cuando ese se paró en mi mano no quería que saltara lejos, porque en verdad me gustaba sentirlo ahí, que confiara en mí... me gustan los saltamontes y debo admitir que es uno de los pocos insectos que miedo no me da, ese superó mi trauma y debería enseñarme a dejar de ser mirmecofóbica...
.

1 comentario:

la crisantema dijo...

Yo tenía uno en la polera, pero me desesperé, debe ser que no me fije que era saltamonte, parece que definitivamente cada dia mas bichofobica


TA