miércoles, 3 de diciembre de 2008


debo confesarlo: tengo un problema, soy demasiado llorona, pero ese no es el problema: mi problema es que lloro por cosas que quizás no tienen tanta importancia, pero cuando es algo que realmente tiene importancia me cuesta, me invaden las ganas, las sensaciones, pero llega también esa maldita sensación en la garganta, ese nudo, que se me aprieta el pecho... el martes me pasó eso, me costaba llorar, estaba deshecha, aunque los que me vieron puedan creer que no porque no lo demostraba, me veía bastante fuerte... estaba que me caía... no podía creerlo y todavía no lo puedo creer... Bonito, sabes que te vamos a extrañar, de hecho cada día te extrañamos más, esto es distinto a cuando no te veía por dos días porque sabía que te iba a volver a ver, pero ahora siento que eres sólo un recuerdo y no puedo creer que dos días atrás seguramente escuchaste: "no elvis" repetidamente... la verdad es que me alegrabas el día aunque me hicieras poner mañosa también; sabes que nosotros hicimos lo mejor que pudimos todos los días para que estuvieras bien, espero que con el dolor de nuestras almas entiendas que no te dejábamos salir para que no pasara lo que inevitablemente tuvo que pasar; sabes que te cuidamos, pero que también ante nuestro más mínimo descuido te fuiste; y te entiendo, querías conocer, lógico si no sabías lo que había afuera... pero nosotras creímos que íbamos a lograr salvarte bonito, chiquitito, y aún cuando sabíamos que no lo habíamos logrado teníamos la más mínima esperanza de que abrieras tus ojitos y de sentir tu pecho moverse, aunque sabíamos que era imposible... estuviste menos de un año con nosotros pero igual te extrañamos mucho... juega mucho con la albita, con bubus, con número dos, con la jacinta... y descansa tranquilito que nos dejaste el mejor de los recuerdos...

yo sé que las mascotas influyen mucho en nosotros... al menos en mí y sé que en mis hermanas también

1 comentario:

la crisantema dijo...

ay ay ay... me duele tanto, solos que yo llore hasta que no tuve tregua ni lagrimas, sabes, ya no me importa ser la fuerte de la historia, creo que es necesario ser lo necesariamente debil...
me estoy programando para ir el finde, capaz que me quede hasta el martes en la noche
beso
ta