martes, 16 de diciembre de 2008

la verdad es que nunca estuve de parte de la razón, siempre preferí la intuición porque siempre supe que el amor carece de sensatez y para mí la vida carece de sensatez y como que no me gustaba mostrar tanto lo que sentía porque creía que tarde o temprano algo me iba a jugar en contra... y le achunté: siempre algo iba en tu contra después de dicho, creo que después de ser dichas y escuchadas algunas palabras deberían morir y no recordarlas, sólo recordar lo que esas palabras hicieron sentir sin saber lo que realmente fueron... pero en el fondo sería raro porque hay palabras que si es lindo recordar... en realidad lo que me gustaría es que fuera menos complicado y que decir te quiero no provocara sensaciones raras como de principios de arrepentimiento...

1 comentario:

la crisantema dijo...

Pasa con las palabras que construyen universos y siempre somos susceptibles a ellas por eso vamos a vivir siempre con pricipio de arrepentimiento

beso
PElagato número uno